Loader Image
  • Contacta con nosotros:+34 636 157 704

DOCILIDAD, INOCENCIA Y RENOVACIÓN

El ciervo señala oportunidades y adaptabilidad a nuevas situaciones. Es un animal amable y al cual le gustan las nuevas aventuras. Transmite frescura y un amor delicado. Es un animal que a la vez que gentil, sabe defenderse con fuerza si la situación lo requiere y es molestado. Es ligereza y potencia, pasividad y acción. Representa la agresividad masculina y la percepción femenina. Es espíritu de renovación constante y simboliza el árbol de la vida. Es un animal muy venerado entre los nativos norteamericanos, y para ellos es un regalo de los dioses. Éstos aseguran que sus cuernos están conectados con energías superiores. Los ciervos cambian de rumbo sin dañar a nadie. Puede aparecer como animal totémico tal vez para decirte que debes renovar tu vida y tomar decisiones en un futuro próximo. El ciervo es comprensión y empatía e invita a obedecer más al corazón que a la razón.
El joven ciervo llega a nuestra vida para recordarnos que busquemos la dulzura que cura todas las heridas. No presiones tanto para que cambien los demás, ámalos como son, el único equilibrio verdadero del poder son el amor y la compasión.

Puede llegar para mostrarnos la necesidad de serenarnos y de prestarle atención a los aspectos más sensibles de la vida, a ser más gentiles y de dejarnos llevar al menos un poco por la inocencia.

 Son intuitivos, y con frecuencia tienen percepciones bien desarrolladas e incluso extrasensoriales. A veces sus pensamientos corren muy de prisa, y parecen no estar escuchando.  Los venado armonizan muy bien con su ambiente, pero son muy sensibles a los sonidos o movimientos. Las personas con medicina de venado son veloces y alertas.

El Ciervo es simpático y afable, es un conversador consumado. Le encanta estar entre amigos, y no cesa de comunicar su alegría y sus ganas de vivir, aunque puede ser un poco egocéntrico y narcisista. Cuando canaliza negativamente su energía, se vuelve irresponsable, impaciente, y de dos caras.

Fuerza, persistencia y capacidad de renovación.

El aprendizaje de todas estas almas está vinculado con la comprensión de lo que es necesario y lo que es superfluo en cada momento, con el poder de la gratitud y con la capacidad de sacrificar las satisfacciones inmediatas para conseguir objetivos a largo plazo, explorando todo tipo de caminos alternativos para llegar a alcanzar sus metas.

Aquellos que tienen al ciervo como animal de poder han sido elegidos para aprender el valor de escuchar al instinto y los mensajes que nacen de lo más profundo del corazón. Inocencia, amabilidad y la fortaleza. 

Hacer de tu día a día y del de los demás, una experiencia agradable. Rodéate de belleza y disfruta del paisaje y la naturaleza siempre que puedas.

El ciervo es un animal que procura su supervivencia manteniéndose en un estado de alerta permanente, previene ante el ataque de depredadores. Su sabiduría nos recuerda la necesidad de escuchar al instinto y estar atento a todas las señales. No peques de ingenuo ante aquellos que tratan de hacerte daño o aprovecharse de ti. Sé capaz de verles venir con anticipación. Protégete anticipándote al peligro.

 Los ciervos sufren una muda en sus astas que nos recuerda que nada perece para siempre y que detrás de cada final, la rueda cíclica de la vida nos propone un nuevo comienzo.

Details